viernes, 10 de febrero de 2012


Lazcano imita la feria con “Informal ambulante”
Este artista pachuqueño inaugurará su exposición en la Galería D Monroy en Real del Monte; en ella recrea el ambiente de los puestos de comercio por medio de esculturas en miniatura, pero sin gente, sino centrada en objetos o formas.


El arte en miniatura de Luis Lazcano, en la exposición “Informal ambulante”, aborda elementos que se pueden ver en un mercado o una feria, pero centrándose en los objetos y dejando fuera a las personas.
Un pequeño puesto de pan, textiles artesanales diminutos, un diablito de cargador, un trompo de carne al pastor o globos que se van volando es lo que se podrá ver en esta muestra escultórico-plástica que se inaugurará este jueves 9 de febrero en la Galería D Monroy, en Real del Monte, a las 18:00 horas.
En entrevista, el artista refirió que se trata de una muestra integrada por ocho piezas desarrolladas recientemente, cuya idea principal, en su conjunto, es hablar de la estética del comercio ambulante e informal, pero no sólo a partir de las escenas que se muestran, sino que además los materiales que la componen fueron recuperados de algún puesto en el mercado.
“Por eso algunas piezas se llegan a ver con la madera rota, por ejemplo, y a mí me interesa resaltarlo: que se vea la madera fragmentada o chueca, además de reafirmar este aspecto con los colores, pues en los mercados lo que destaca es el colorido”, aseguró.
Además, un aspecto importante de su exposición es que no se aprecian figuras humanas, con lo cual busca referirse un poco a la ausencia, hacer ese contraste con las aglomeraciones de espacios como las ferias.
“Yo hace tiempo visitaba las ferias y esperaba hasta el final de la noche, entonces, sólo el que vive esos momentos cuando termina la feria se da cuenta de esa ausencia, cuando ya no hay nada más que basura. Ésa sensación la que quiero transmitir en esta exposición”.
Y esto mismo es lo que plasma en su trabajo: el contraste en cómo se vería un puesto sin gente y que sólo hablen los colores, las formas, la estética de una feria.
“Informal ambulante” presenta distintas escenas, como un puesto de pan. Otra recrea un trompo de taquería que es observado detenidamente por un perro, la cual lleva por título “Corazón de caníbal”, en referencia a que los tacos son de ese animal.
Hay otra más donde se puede apreciar un diablo de los que utilizan los cargadores para transportar su mercancía. Lazcano dijo que esa figurilla no la realizó él, sino que fue un regalo, al cual le vio un buen uso para su propuesta artística. Lleva por título “El golpeador”. “Es difícil que alguien lo retome para una pieza, sin embargo, creo que posee una estética interesante”.
Y hay otra más que se llama “Alimentando el arcoiris”, consistente en una tabla larga y desgastada por el tiempo, puesta en posición vertical sobre la cual hay globos que se elevan. En ella, el artista buscó hacer un contraste entre la madera vieja y los colores llamativos de los pequeños globos.
“Origen” es una pieza que muestra unos pequeños textiles en la que busca representar el inicio del comercio, cuando aún no existía la moneda y las negociaciones se basaban en el trueque. “Además, cuando son productos indígenas la gente acostumbra regatear a los vendedores, cuando el precio que fijan es justo, pues son cosas bien hechas y de muy alta calidad. Aparte de que el costo es más bajo con relación a, por ejemplo, camisas de marca”.
Para terminar, invitó a los interesados en su trabajo a que acudan a la Galería D Monroy, alternativa cultural donde se da espacio a las artes visuales.
 (Pachuca. Diego Castillo Quintero)


No hay comentarios:

Publicar un comentario